lunes, 13 de julio de 2009

Los lugares mágicos... El Soplao


Este es uno de los lugares mágicos por excelencia. Desde que lo conocí hace dos años lo he visitado 3 veces y siempre me voy deseando quedarme allí. Esta vez incluso tengo fecha de regreso. El domingo 19, es decir, el próximo domingo

Es imposible describir un lugar como éste sin fotos. Obviamente no permiten hacer fotos. Las fotos que veréis son escaneos de un libro.

El Soplao no es una cueva más.

Durante mucho tiempo fué una explotación minera de la que se extraían minerales para la obtención de zinc y plomo. Mina La Florida

Las labores mineras interceptaron una galería natural en diversos puntos. Incluso usaron esa galería como escombrera.


Cuando una excavación minera corta una galería natural como esta se produce una entrada de aire, un soplao en el argot minero.

La explotación minera acabó definitivamente en 1979. La existencia de la cueva era conocida por todos los lugareños.

La primera vez que la cueva es visitada por un equipo de espeleólogos es en 1975.

En Julio del año 2005 fué abierta al público.

Lo que hace de este lugar una cueva diferente son sus formaciones excéntricas y helictitas.

Todos sabemos como se forman las estalactitas y estalagmitas por la disolución del carbonato cálcico de las rocas calizas. Pero lo normal es que nos encontremos formaciones que responden a las leyes de la gravedad. El agua precipita, disuelve la roca y cae... dando lugar a formaciones verticales.


En El Soplao existen todo tipo de formaciones. Las conocidas y aquellas que uno jamás se imagina. Blancas en unos lugares, rojas en aquellos que se intuye la presencia de hierro.

Todas brillantes, todas te atrapan con su luz, a pesar de la oscuridad.

Extrañas y fantasmágoricas formaciones, que a veces parecen ser el resultado de explosiones internas y otras ovillos de hilos cristalinos que algún gato se empeñó en enmarañar


A veces tienes la sensación de que es ámbar y que encontrarás algún animalillo dentro. Porque si ya era grandiosa esta cueva por su contenido geológico, el descubrimiento de un extenso filón de ámbar formado hace 110 millones de años la convierte en un enclave único desde el punto de vista zooarqueológico.

Se realizan dos tipos de visitas a la cueva. La guiada que dura una hora, y la de Aventura que dura dos horas y media...
Me he embarcado en la de la aventura. No habrá luces, me darán un mono, unas botas, un casco de espeleólogo con su linterna y ya os contaré cuando vuelva...
.............................................
Y entras en ese mundo de silencio,
de eterno gotear y filtraciones,
de barro frío y húmedos tropiezos,
de cálidas y dulces emociones.
......................................
Y mientras te construyes tu camino
vagando por tu mundo de penumbra,
te llegan mil recuerdos suspendidos
del más fino cordel de la cordura.

........................................
Así El Soplao es un nombre de aliento,
aquel que has invertido en el camino.
Así El Soplao lleva el nombre del viento
que cuentan los ancianos que formaban las piedras que no caen en el olvido.

........................................
Valentina Siegfried Villar

12 comentarios:

Vivian dijo...

Precioso lugar Liz!
Con razón te gusta tanto, las formas son maravillosas, los colores, la antiguedad...¡Verdaderas obras de arte!
Lastima que no dejen tomar fotos, pero no importa porque éstas reflejan perfectamente lo que cuentas. Espero no te queden chicas las botas jajaja, suele pasar...¡Y no pierdas la linterna que te perdemos!
Besos

Hawai dijo...

Daisy, es tan alucinante ese despliegue de formas y colores que no parecen reales :). Las blancas de la tercera foto parecen carámbanos de nieve.

Así me gusta: aventurera :).

Bicos.

Ana. dijo...

Es verdad que se ven formas muy extrañas; aquí hay cuevas, pero nunca ví esas figuras...
Yo me agobio un poquito ahí metida; últimamente, cuando viene familia y amigos, les llevo, pero yo no entro...

Hawai dijo...

Me sucede lo mismo, Ana. Tengo un poco de claustrofobia. Por ej, el límite de no agobiarme es un ascensor casi vacío. Si va lleno de gente, prefiero no subir.
Sería incapaz de meterme por los recovecos por donde se meten los espeleólogos. O, nadar por debajo de una superficie cerrada, por donde no pudiera subir a coger aire.

Daisy dijo...

No me metáis el miedo en el cuerpo vale? :DD

Además de algo hay que morir... y desde luego que ya no necesitaría que me enterraran...humor negro :DDDD

lo de nadar por una superficie cerrada...no será bucear? yo tampoco sería capaz...mi culo siempre flota :ddd soy incapaz de bucear...

Gracias Vivian, Haw, Ana.

mari dijo...

Oh..menos mal que alguien más tiene miedo a las cuevas, yo visitè un par de las más comunes e inofensivas,como las de Nerja o Tahití, pero no soy capaz de hacer el trabajo de un espeleólogo...aunque me gusta saber lo que hay dentro...estarè esperando por tu informe..
besucos !!!

Hawai dijo...

Daisy :), a ver si soy capaz de explicar lo que quiero decir: me refiero a cuando los espeleólogos y aficionados, investigan en cuevas que están al lado del mar, o que tienen manantiales de agua. A veces, bucean por debajo de roca, para ir de un lado a otro. No pueden salir a la superficie en metros, porque está tapada por roca. Yo sería incapaz, me entraría pánico.

Bicos.

Daisy dijo...

Miedosas sois unas miedosas :DDDDD

Cris...que te entiendo...yo también sería incapaz...espero que no me lo hagan hacer el domingo...
jopetas que angustia me está entrando...

Besucos a las dos...

mari dijo...

Pues aquí ya es de noche y no me enterè aùn de lo sucedido !!
dònde estás Lour??
Besucos

Daisy dijo...

jajaja aquí....en la realidad en Santander...España

y virtualmente fuera de los foros de jardineria, cactus y demás... :DDDD

impersonem dijo...

Como ya leí tu última entrada ya sé cómo fue la aventura por esta cueva.

Pero quería decir que las fotos dan fe de un lugar precioso que debe ser cuidado...para que pueda ser admirado por muchos y por mucho tiempo.

Besos.

Daisy dijo...

Pues sí... y no estoy muy de acuerdo con tan masiva explotación turistica...

Pero me quedé sin ver las cuevas de Altamira (nunca me arrepentiré lo suficiente ) y no he querido perderme esto

gracias