martes, 17 de noviembre de 2009

Frank Lloyd Wright y Frank Gehry



Hoy toca pasear por la arquitectura . Estos dos grandes arquitectos, adelantados a su tiempo ambos, nacieron con 60 años de diferencia. Historicamente ambos tienen un nexo comun.

Ambos diseñaron los edificios de dos de los principales museos Guggenheim.



Este domingo me he paseado por la arquitectura de Frank LLoyd Wright dentro de la arquitectura de Frank Gehry. Parece un galimatías pero es así. Está en el Guggenheim de Bilbao una exposición sobre la obra de Wright.


Hace muchos años, cuando comencé a ver las obras de este arquitecto me impresionaron. No se le puede sacar del contexto de una época; la primera mitad del s XX, con su gran Depresión en el 29, sus dos Grandes Guerras Mundiales... Por eso es un adelantado para su época. Y sobre todo lo es en la arquitectura privada, en las casas privadas que trata de integrar e el paisaje. en sus ambiciosos y utópicos proyectos de urbanismo. En las numerosas técnicas para que la luz entre en sus edificios






Dentro de lo más conocido de su arquitectura el museo Solomon Guggenheim de New York. He puesto estas dos imágenes escaneadas de un libro, de baja calidad por tanto, pero en las que se pueden ver las rampas galerias que el visitante debe recorrer en un fluir continúo de personas como si de un ritual se tratara. El lucernario ilumina con luz matricial el hall del museo y el recorrido del mismo.


Particularmente lo que más me impresionó cuando conocí su obra fué la famosa Casa de la cascada, construída para la familia Kauffman. La perfecta integración de esta casa en la naturaleza. A pesar de los graves problemas técnicos que siempre ha tenido , creo que la familia la llamaba la casa del moho creciente o algo así, a mi me sorprendió muchisimo ese tipo de arquitectura, porque no hay que olvidarse que la casa fué contruída en 1937.




Os dejo este enlace de un blog que he encontrado con unas magnificas fotos de la Casa de la Cascada que como todos sabéis fué construída sobre un riachuelo encima de un pequeño salto de agua.


La exposición incluía fotografías, maquetas originales, proyecciones en pantallas y un montón de documentación.


Había obras que yo no recordaba, como por ejemplo la fotografía anterior. Es la Sinagoga de Beth Solom. Además de la luz que tenía en su interior me imprisionó la disposición de los bancos, como haciendo corro, mirando todos hacia un mismo punto, de forma que todos los asistentes pueden verse las caras, todos están juntos.


Creo que un blog no da para explayarse en la obra de un arquitecto y tal vez tampoco sea el lugar.




Y ahora volvemos a Gehry. Tal vez este edificio no sea muy funcional. Me refiero al Guggenheim de Bilbao. Me pareció entender que el edificio ocupa 36.000 metros cuadrados. Y las salas de exposición 10.000.


El edificio no puede dejarle a nadie indiferente. A mi me gusta muchisimo, me gustan el juego de volúmenes que parecen desafier la gravedad, que da la impresión de que se apoyan unos en otros para no caerse.


Pero lo que más me impacta es la luz en los paneles de titanio. Esos reflejos irisados que proyecta incluso en el suelo de mármol de la entrada al museo.





Esas luces y sombras cambiantes, con el día del año y con la hora. Nunca iguales.





Termino con esta escultura que nada tiene que ver con los arquitectos. Se llama Mamá, evidentemente es una mamá araña, tiene 10 metros de altura y es obra de la escultora Louise Bourgeois. Tampoco le puede dejar indiferente a nadie. Se encuentra en la parte de atrás del museo, junto a la ría.

5 comentarios:

Hawai dijo...

Si te digo que soy más de Moneo que de Ghery, defino en pocas palabras los conceptos que más me gustan en la Arquitectura contemporánea :). Sin desmerecer a Ghery, por supuesto,...pero, para mí está un peldaño por debajo de Moneo, ya que moneos nacen contados en cada generación :).


Si analizamos dos edificios para las mismas funciones, como son el Museo Romano de Mérida (Moneo) y el Guggen de Bilbao (Ghery), prefiero el primero. También me entusiasma el edificio de la Fundación Miró. La capacidad de abrir espacios interiores que tiene Moneo, hoy por hoy, no la tienen ninguno de sus colegas coetáneos. Y qué decir del Kursaal.

También me gusta más Nouvel que Ghery. Su edificio de la Fundación Cartier en París es uno de los más chulos que he visto.

Me alegra que el tran traído y llevado titanio al menos le dé vistosidad visual al edificio, y que consiguiera acallar las críticas por el tema del coste. La discusión monetaria es importante, sobre todo porque fue con recursos públicos, pero, eso no tiene nada que ver con que quede estupendo en el Guggen.

A Bilbao le han dado un cambiazo a mejor, una vez que se metieron a rehabilitarla, han hecho muy buenos proyectos. Es un ejemplo a seguir.

Lloyd fue un gran arquitecto. Dicen los americanos que el único artista estadounidense que de verdad alcanzó la cima en su arte. De sus trabajos, me quedo con las Prairie Houses, y también con las factorías que diseñó en sus inicios, dándoles calidad de vida a los trabajadores que pasaban allí tantas horas.

Bicos!!!.

Daisy dijo...

Creo Cristina que hablamos de dos conceptos diferentes. Tu me hablas de interiores y yo te hablo de exteriores.

Esto es como los coches. Yo no entiendo de coches, yo sólo me fijo en el exterior. Yo soy más del aspecto visual y decorativo que de lo funcional.

No me paro a pensar si el interior responde o no a las necesidades para las que se construyó el edificio. Ej. El palacio de festivales de Santander es de Sain de Oiza, dicen los que entienden que el interior responde a las necesidades para las que fué creado, por fuera que es lo que yo miro como aspecto arquitectonico de una ciudad parami es un bodrio se mire como se mire...y eso que he tenido épocas que he navegado contra corriente y he querido ver algo en este edificio porque Sainz de Oiza me gustaba como arquitecto.

Moneo, como todos los arquitectos hay cosas que me gustan y otras que no. Y me estoy acordando ahora de un edificio que hay en Murcia frente a la catedral que no me gusta nada.

El gugen de Bilbao interiormente me parece que desaprovecha espacios y acaba siendo laberintico y complicado. Por fuera el juevo de volúmenes me parece original y único...

Hawai dijo...

El edificio de Murcia al que te refieres es el Ayuntamiento, y el diseño diseño de la fachada evoca al del retablo de la Catedral que tiene enfrente. Aquí sería iniciar la eterna disputa de si en un mismo entorno es admisible estéticamente hablando la combinación de estilos de diferentes etapas históricas. No acabaríamos de discutir jajaja. Yo me posiciono con Nouvel, quien afirma que no es una cuestión de estilos, sino de volúmenes: los nuevos edificios no deben transgredir la línea volumétrica de los ya establecidos, pero tienen libertad estética.

Me releo y no me he explicado bien :): Moneo me gusta tanto o más que Gehry en el diseño exterior. Además, me parece el mejor de su generación en la apertura de espacios interiores. Pero la estética de Moneo es cuestión de gustos, quiero decir, a mí es que me van los cubos :)))), me chiflaría que él me diseñara un chalet.

En edificios públicos con un fin, creo que hay que fijarse en que gestionen bien el fin para el que van a ser utilizados.

Además, el arquitecto que se mueve a estos niveles, se supone que es un artista :), y debe transmitir conceptos (lo digo, en general, por todos).

Este tema da muuucho para hablar jajaja. Hacía mucho que no hablaba de Arquitectura......gracias!!!!!!.

Bicos.

Daisy dijo...

Sí el tema es muy amplio...

El ayuntamiento?...será una parte porque el Ayuntamiento sigue estando donde siempre...

A mi es que los cubos me gustan pero menos...efectivamente es cuestión de gustos. A eso es a lo que quería llegar. La técnica es una cosa, el aspecto exterior, el diseño otra. A mi me gustan las líneas curvas, me gusta la ópera de Sidney o los edificios de Calatrava...y en ese sentido Frank Gehry el que más...

No conozco a Nouvel...luego le busco

me tengo que ir

Bsucos

Daisy dijo...

He entrado a ver la obra de Nouvel en internet...

Sí me gusta, la Torre Agbar de Barcelona la he visto en los dos últimos viajes que he hecho a Barna. Me gusta el juego de luces y colores de esa torre...estéticamente me parece un supositorio gigante.

La torre de cristal de New York también había visto imágenes de ella en internet...y vía pps.

mañana seguiré viendo más cosas