jueves, 17 de junio de 2010

Bruselas...fin de viaje


Han pasado 9 meses desde que hice este viaje. Mis recuerdos son cada vez más lejanos. Recuerdo las calles y los paseos por la ciudad, casi puedo recordar lo que hice cada día, pero se me olvidaron los nombres de las calles y de los edificios. Se me olvidaron también las anécdotas que nos pudo contar el guía. Está claro que mi memoria visual es mayor que la auditiva.

Llegamos a Bruselas a la hora de comer después de que el autobús nos hiciera un recorrido por la ciudad para que nos hicieramos una idea.

La primera parada fué El Atomium que fué construido para la Exposición Universal de 1958. Y sí, son átomos, representan una molécula de cristal de hierro aumentada 165.000 millones de veces.

Hice muchas fotos, en realidad no sé por qué pero me fascinan la construcciones de cristal, los reflejos y todo lo que se le asemeje, aunque en este caso es acero. Dicen que si se enfoca a un átomo y te acercas te verás reflejado en él. No había tiempo para tanta floritura.

Por la noche el guía nos llevó a la Grand Place. Es desde luego la plaza con más ambiente y más follón que yo he visto nunca. Se celebraba la fiesta de la cerveza y todos los alrededores estaban a tope de gente joven. Y doy fé que a las 3 de la mañana seguían allí.

En esto, la globalización ha hecho estragos, la juventud se divierte de igual manera en todos los lugares.

En la foto el Hôtel de la Ville, es decir el Ayuntamiento. Todo el edificio es fantástico pero la torre campanario es una maravilla. Lo siento no cabía entera, 96 metros de alto mide. El edificio se construyó en estilo gótico a mediados del s XV.

Tengo que reconocer que Bruselas me sorprendió. Cuando vas a un viaje como éste todo el mundo te ha hablado de Brujas, de Amsterdam, de Gante etc., pero no de Bruselas. De forma que tu esperas encontrarte menos de lo que en realidad es. La vista de esta plaza con todos sus edificios , ya merece, por sí sola, la visita a esta ciudad.


Paseamos por Bruselas los dos días que estuvimos, muy cansados ya, es lo que pasa siempre con el último lugar que visitas. Tienes las piernas cansadas y un montón de datos en la cabeza. Estás deseando llegar a casa y descansar unos días. Nos limitamos a pasear, a ver la ciudad y el ambiente.

En la imágen el Théâtre Royal de la Monnaie, que es el Teatro de la Ópera de Bruselas. El edificio fué construído por primera vez en 1700 en un lugar donde se acuñaba moneda. Después ha tenido varias reconstrucciones hasta llegar a lo que actualmente es. La tercera ópera en aforo del mundo.

La enorme escultura de delante es Three legged Buddha de Zang Huan. Una exposición temporal e itinerante sobre la obra de este escultor chino.

El Passage du Nord es uno más de los pasajes decimonónicos que encontramos en otros lugares de este viaje. Totalmente comercial en la zona más céntrica de Bruselas.

Pero no sólo caminamos por calles, también entramos en iglesias, sin mirar nada con detenimiento, queriendo abarcarlo todo con una larga mirada.

Creo haberos comentado a lo largo de este viaje que me sorprendió el barroquismo de los púlpitos en las catedrales e iglesias que visitamos. No os los he enseñado porque no dejan utilizar flash y es dificil hacer una buena imágen en el interior sin flash, aunque tengo que reconocer que la mayor parte de las iglesias y catedrales eran construcciones de estilo gótico y entraba mucha luz en ellas.

Ese confesionario y el púlpito son de la catedral de Bruselas.

Ésta es la iglesia de San Nicolás. Está muy cerquita de la Grand Place, entramos enella por hacer tiempo para la hora de comer. Todo el grupo comiamos y cenábamos en uno de los numerosos restaurantes típicos del centro. Lo original de sta iglesia que apenas se aprecia en la fotografía es que la nave central gira, que no es recta que desde la entrada no puedes ver de fondo el altar al completo.

Y anduvimos tanto que llegamos a esta iglesia situada en el centro de la Place de la Reine al final de la calle Real. La Iglesia, de planta circular, fué construída en el s XIX en estilo románico-bizantino. Tiene una cúpula central revestida por el exterior de cobre con estrellas superpuestas.

En ella se celebraron en 1924 los funerales dpor el compositor Giacomo Puccini que falleció en esta ciudad.

También caminamos por parques y pudimos contemplar el mobiliario público, el de antes


y el de ahora

Anduvimos por sus calles y vimos edificios emblemáticos como el Old England o Gran Almacén ejemplo de Art Nouveau, en el que actualmente se ha instalado el Museo de Instrumentos Musicales, en un magnifico lugar, desde el que hay unas estupendas vistas.

Y muy cerquita estaba este reloj. Es el reloj de los ciudadanos y se llama así porque en las hornacinas hay figuras de los personajes más representativos de la ciudad, uno por cada hora.

Cuando el primer día entramos en Bruselas lo hicimos por esta zona de modernos edificios de cristal, de esos que tanto me gustan a mi. Así es que el último día para rematar caminamos hasta encontrarlos.

En su búsqueda pasamos por calles llenas de anticuarios, almonedas, decoradores... De entre las almonedas destaco ésta que parece ser coleccionaba silletas. Dentro había cientos de ellas y cientos de todo, por haber había hasta un tío vivo, con caballitos. Nunca ví cosa igual.

Me gustó este anuncio que estaba por todo Bruselas. Me gusta esta fotografía me parece preciosa, con ella pongo punto final a este viaje.

Mil gracias por serme fieles

6 comentarios:

diego dijo...

Cuando viajé desde Lovaina hasta Brujas no entré en Bruselas, las grandes ciudades me parecen iguales, prefiero los rincones más solitarios. Y además sabía que iba a conocer la mejor Bruselas de tu mano con un reportaje tan didáctico como éste :D

larous dijo...

Bonito paseo Lur, y bonito viaje.

Gracias por enseñarnos qué ver si algún día vamos por esos mundos.

Daisy dijo...

Gracias a los dos...

iolanda dijo...

Gracias Daisy, es fantástico el recorrido y las fotos estupendas como siempre, me gustan los detalles que eliges para enfocar.
besos

Daisy dijo...

Ioli si tú que eres mucho más experta que yo me dices eso me siento como si me hubieran dicho el mejor de los piropos.

Gracias guapa

impersonem dijo...

Paso a darte las gracias por la felicitación... fue ayer. Muchas gracias por tu afecto, que sepas que es recíproco. Aún tendré que seguir con el paréntesis... de vez en cuando me paseo por los blog, leo y a veces comento...

Vendré con más tiemp a ver esta entrada, me gustan esos paseos que nos expones y que para mí, que no viajo apenas nada, me resultan muy interesantes y didácticos.

Lo dicho, muchísimas gracias...

Besos.