lunes, 18 de mayo de 2015

Paseo por Bilbao

  Siempre voy a Bilbao con prisas. Siempre a algo concreto. Que si al Circo del Sol, que si al Guggenheim, que si al aeropuerto. Esta vez fuimos simplemente a dar un paseo por la ciudad, a ver como había cambiado y por supuesto a comer.

Ya dije en otra ocasión lo que a mi me entusiasma el edificio del Guggenheim y esta vez me recreé viéndolo desde ángulos que en anteriores ocasiones no lo había visto.
el día era el típico de Bilbao, triste y amenazando agua, poquita txirimiri...
y aún así el cristal y el metal producen unos reflejos increíbles.


Un inmenso barco varado en la ría del Nervión. Qué acierto, de construcción y de enclave, hasta la gran araña "Mamá" de Louise de Bourgeois es un acierto.Me puedo pasar horas contemplándolo.
Claro que yo tengo pasión por la arquitectura contemporánea, no por toda claro está, incluso por unas obras o unos arquitectos más que por otros...


Desde luego si es cristal , lo perdono todo. Creo que este material aligera los volúmenes, refleja el cielo y contribuye a dar una mayor luminosidad, tan necesaria en una ciudad del Norte, más si como Bilbao está en un hoyo.  El edificio de la foto es la sede de Sanidad obra de Juan Coll-Barreu y Daniel Gutiérrez Zarza, Tienes un poco la sensación de que ha pasado un tornado por la fachada. Pero me gusta.

Este tipo de pasarelas o puentes siempre me recuerdan las cuerdas de un arpa gigantesca.

 como no! marca y sello de Calatrava. El cuál posteriormente demandó al ayuntamiento de Bilbao por alterar su proyecto continuando la pasarela por medio de una plataforma para unirla con las dos torres del fondo, los edificios Isozaki Atea obra del arquitecto japonés Arata Isozaki. 

Como anécdota, al pasar al lado de las torres nos topamos con Jorge Fernández el guapo presentador de la ruleta de la fortuna, que entraba en el portal.

Con 165 metros de altura, la torre de Iberdrola es también visible desde cualquier punto de la ciudad. Es obra del arquitecto argentino César Pelli, el que hizo las famosas Torres Petronas de Kuala Lumpur.
Finalicemos este corto paseo con una obra mucho más pequeña pero muy popular en Bilbao.

Son los famosos fosteritos. Las bocas de metro que Norman Foster comenzó a diseñar, como acceso a las estaciones en 1988.

2 comentarios:

la gata dijo...

Si es que no se puede ir con prisas a ningún lao. Que luego nos perdemos muchas cosas.

Bss

Lourdes Izquierdo dijo...

Hola gata no te había leído...ya sabes mis continuos viajes, desde la tablet no me avisa de las respuestas