domingo, 15 de marzo de 2009

Mirando al mar...

Los que han nacido cerca del mar no pueden vivir sin sentirlo al lado.

Eso es lo que le pasa a mi "consuerte". Y creo que fué condición que entró en el lote del novio cuando me casé. Cuando me jubile al mar.

Así es que el mar está presente todo el año en mi vida. En invierno y verano en el Norte y en primavera y en otoño en el Sureste.


Estas son imágenes de primavera o de otoño...


son imágenes de La Manga del Mar Menor en Murcia.

La Manga es una barra de arena que deja, entre el Mar Mediterráneo y la tierra firme, un pequeño mar interior. Estas imágenes son de ese Mar.


El mar penetra por diferentes lugares de la barra, la cual en su mayor anchura tiene apenas 600m.


El clima es muy seco y la escasez de agua dulce empieza a ser un grave problema. Los jardines de suculentas son los más frecuentes.


La Manga mide 23kms de largo, recorridos por una carretera que deja edificaciones a los dos lados en los lugares anchos y a uno sólo en los estrechos.

Es una barra de arena que no llega a cerrar por completo ese pequeño mar interior. Y a cualquiera que acuda a visitarla le puede parecer una estrechisima peninsula pero en realidad no lo es, porque varios canales la atraviesan, lo que la convierte en dos o tres islas.


Los atardeceres y amaneceres son fantasticos...

7 comentarios:

Hawai dijo...

Muy bonitas las fotos, Lour.

Espero que se haya dejado de construir con tantas alturas, tan pegado a la costa. Parece Miami :).

Comprendo a tu consuerte, es complicado prescindir del mar, si estás acostumbrado.

Besos!!!.

Daisy dijo...

Creo que la distancia entre La Manga y Miami es muy grande.

La Manga tuvo un plan urbanistico original que consistía en que se harían 300 metros lineales de vivienda unifamiliar, 300 metros de 2 alturas y 300 metros de edificios altos.

Este plan en cierta manera ha salvado un poco esta barra costera. En mi opinión nunca se debió de dejar edificar.

Pero una vez que las cosas están como están deberían haber colocado los edificios perpendiculares al mar, no en paralelo. Algunos están perpendiculares pero los que están en paralelo constituyen una auténtica muralla...¡un horror!

Vivian dijo...

Hola Daisy
Hoy no logro hilvanar dos palabras (cosa rara en mí) ha sido un día larrrgo, pero quiero que sepas que estuve y que estas imágenes son preciosas; no me canso de decirte de la nitidez y la calidad que tienen.
Tengo que madrugar para irme a otras ciudades a trabajar, así que te dejo un abrazo con mucho cariño y nos vemos para el viernes. (Si Dios quiere) No soy "superdevota", pero cuando salgo a la carretera, lo pongo siempre delante jajaja.
¿Ves? Termino escribiendo. (El poder de sintetizar no está en mí)

Un beso

Hawai dijo...

Creo que es un juego de proporciones y volúmenes, Daisy. No dejar edificar en las costas tampoco es solución. Dejando una distancia prudente a la línea de marea, el hacer viviendas unifamiliares, con escasa altura, y suficiente terreno, es positivo para el entorno, que está más cuidado. El hombre siempre ha habitado densamente las costas.

Bicos!!!.

Daisy dijo...

Vivian, yo lo intento, intento sintetizar y me acabo enrollando como las persianas siempre...

Hawai. Estoy de acuerdo, pero tienes que considerar que en una franja donde la distancia media es de 300 m, má o meno, si pones una distancia y piensas meter una vía de comunicación, es imposible edificar... Eso es lo que he querido decir en el caso de La Manga porque es obvio que es un sitio muy especial. A los que vivimos allí nos ha beneficiado, pero hay que reconocer que la distancia de 30m que creo es lo que se puso en ese plan no es distancia, máxime si tienes en cuenta que esa es una costa muy cambiante. A veces los temporales se llevan la arena y te encuentras con urbanizaciones al borde del mar.

Ana. dijo...

Ostras, iba a decirte lo mismo que Hawai... La Manga parece Miami!
Recuerdo cuando estuve en tu casa... el viaje desde Alicante a Cartagena, en autobús me dejó "desagradablemente sorprendida" por tanta y tanta urbanización... yo creí que esas cosas sólo pasaban aquí y ví que no, que incluso hay sitios donde son mucho más permisivos en ese tema... pero eso fue desde Alicante a Cartagena, no sé como será más abajo, pero vaya, creo que es en Carboneras donde hay un hotel casi en la misma arena de la playa pendiente de demolición...

Aún así las fotos me encantan, y me gustan esos edificios tan altos... llámame contradictoria! jajajajaja

Daisy dijo...

te llamo incoherente... jajajaja

A mi no me gusta demasiado, pero el sitio es único, eso sí que lo reconozco