viernes, 29 de mayo de 2009

9 minutos

Eso es lo que tarda en nacer el nuevo día.

Dedicar 9 minutos del día para ver amanecer es empezar el día con la emoción de haber presenciado un espectáculo único.

Porque los paisajes celestiales son únicos cada día, les envuelve la magia de la luz, diferente cada día, distinta en cada instante de esos 9 minutos...

Cuando fotografío amaneceres o atardeceres o cuando fotografío cielos porque sí...suelo pensar en Monet, en su obsesión por la luz, por los efectos de la luz sobre la materia...en los diferentes cuadros que hizo de la catedral de Rouen para captar esos cambios de luz...
A mi como a Monet la luz me apasiona... y busco con mi cámara lo que sería incapaz de hacer con los pinceles.
Comienza a amanecer...son las 5h 45 m y no me he podido resistir y he bajado a la playa...

Me tumbo en la arena mojada, quiero ver ese sol desde su altura...él a ras de horizonte, yo a ras del suelo.
No estoy sola. Planea un grupo de gaviotas sobre mi cabeza, mientras otro grupo mira desde el borde del mar al sol. Es curioso, luego, durante el día no se verá ninguna posada en la playa.
5h 56m...el astro rey está ya por encima del horizonte... hoy puede ser un gran día...¡duro con él!

Os prometí las sandalias supermegafashion... ahí están...contemplando la puesta de sol desde mi terraza...
Tener dos mares, uno a cada lado tiene esa ventaja...
Amanece en el mar Mayor ( Mediterraneo ) y anochece en el mar Menor...

Las lunas son tan preciosas como los soles en el Mediterráneo. La semana pasada estaba menguante...esta semana toca creciente...

6 comentarios:

Vivian dijo...

Hola Daisy!
Recién llego de los “montes verdes” (trabajo) y mirar tus imágenes es un “relajante”.
¡Qué maravilla!... ¡Qué colores!
Me dices que en breve estarás de vuelta y sabes qué… ¡Quédate ahí!
No retornes a la realidad jajaja. Respira, sueña, lee, llénate de colores, chancletea con tus brillitos, y aprovecha el más minino detalle… ¡Esos amaneceres no se ven todos los días!
Además, acá todo sigue igual, sólo que el travieso Zoldar tiene un problema existencial con Pepito Grillo, y ha dado dos pasitos para atrás; igual, quédate tranquila que mañana irá pa’lante (como el carrito del helado jajaja).
Te mando un beso, me alegra que estés feliz.

mari dijo...

Hola me atraparon las luces de tus mares.. yo tambièn ,te veo feliz atravès de la lente de tu càmara,no es para menos tienes esos "privilegios": el de poder "ver" y el de poder "transmitir"y tambièn el de poder disfrutar y de hacer disfrutar al otro...no solo te mereces esos dos mares te mereces muchos mas!!
Besucos
mari

Lourdes dijo...

Vivian por si no lo sabes Mari también es argentina...

Un día de estos le robaré las fotos de sus plantas y daremos un paseo por su jardin...

Mari cuando tengas tiempo pasate por las confesiones dementes de Vivian...tiene esa retranca inteligente y ese bien explicarse propia de todos vosotros...

Besucos

mari dijo...

Nos estàs atribuyendo màs cualidades de las que tenemos, lo que nos sobran a nosotros, los argentinos, son defectos !!!!!!!!!!
Ya con tantos amigos que tienes aquì solo queda que vengas a ver este paìs , que tiene lo suyo , y muy bonito por cierto... el ùnico problema es que tendrìas que aguantarnos...que no es poco!
Besucos!!!!!!!!!!!

Ender dijo...

Güeli me has emocionado con esas fotos.

Duelen de lo bellas, profundas y misteriosas que son.

Las sandalias, divinas, cómo la dueña.

Besazos

diego dijo...

Las gaviotas poetas tienen la suerte de que sus amaneceres pueden durar el tiempo que quieran, mucho más de esos 9 minutos. Les basta con volar hacia el este y mirar de reojillo el orto del sol. Por eso no las ves al medidiodía. Lo mejor de tus zapatillas, los pies que cobijan.