martes, 16 de junio de 2009

Mudos testigos...

...del ayer

Cubiertas de teja curva que ya no se hace porque ya no hay tejeras como las de antes... Apenas quedan en algunas ciudades sus altas chimeneas como testigos monumentales del pasado.

Desvencijados, abatidos y derrotados portalones de corrales, viejas casas que hablan por si solas de un pasado no tan lejano en el tiempo y sin embargo casi olvidado. Testigos del ayer; de puertas abiertas a los rebaños de ovejas, de pastores azuzando con los perros al ganado, del pote en la lumbre, de olor a leña quemada, de la algarabía de los niños, del amor, de otras vidas, y de otras muertes.


Pilares, vigas y zapatas de agrietada madera que tanto formaron parte de aquella arquitectura rural. Casas de pobres...


En contraste con las casas de piedra de los ricos. Si esta casa hablara...Cuanta historia en un solo lienzo de fachada hecho collage... hidalgos, caballeros, nobles...

Rollos jurisdicionales, lugares donde se impartía la justicia... y la injusticia... muchas veces utilizados como picota... mudos testigos

Iglesias con historia. Testigos de niños llorones en pilas bautismales. De parejas que se unieron por amor o por conveniencia, que de todo hubo. De muertes lloradas y de muertes festejadas, que de todo hubo... Muertes de plebeyos y de nobles que la muerte no curiosea los bolsillos.

Y ahí está la Cordillera Cantábrica, encapotada la Peña Redonda ...esa Peña que era la estación metereológica que desde el otro lado siempre miraba mi querida tía para saber el tiempo que haría y que ropa tendría que ponerme. La misma peña a la que miraban diariamente los labradores...- no se ve la Peña ¡malo!... Peña Redonda despojada de oficio...

Lugar de paso de romanos, frontera de los árabes, repoblado por monjes durante la Reconquista, señorío de condes y de príncipes, de plebeyos adscritos a la tierra, de liberados por Mendizábal... pueblos venidos a menos con la emigración campo - ciudad... o a más según se mire. Pueblos que van perdiendo su antiguo destino agrícola-ganadero, comercial y artesanal, a medida que un nuevo futuro se acerca...el turismo rural, tan en auge en esta zona. Un futuro prometedor porque este lugar está empapado de Naturaleza, Arte, e Historia.

4 comentarios:

mari dijo...

Amè tu primera foto !! es hermosa es una vida quizá aùn està en ese pájaro ...
Sabes, me traje dos tejas casi idènticas a esa pero rotas, eran del tejado de la casa en que nacì!
Una suerte porque a los pocos meses la convirtieron en una moderna vivienda con modernas tejas que no tenìan el modelado de la pierna del artesano...
Gracias por esta cita "mudos testigos" ...éso eran hasta que los descubriste ahora los has hecho hablar.
besucos
mari

diego dijo...

Bonito reportaje (y sentido), Daisy ¡Cuántos pueblos hay en España así, con ruinas que son como testigos (no tan) mudos! Me quedo con la primera foto, como mari, me recuerda al tejado de la antigua almazara de mi pueblo. Hasta el verdecillo podría también ser de allá...

Daisy dijo...

Mari...en jamás de los jamases sabía yo eso del modelado de la pierna del artesano... me ha gustado mucho...

Diego el verderón estaba en Cervera de Pisuerga...no es el mismo :DDDD... sabía que te gustaría.

Bsucos para los dos

impersonem dijo...

Magnífica entrada Daisy, tanto las fotos como lo que explicas sobre este entorno me han parecido sobresalientes. Me puse nostálgico...mi pueblo...mi niñez...la vida de entonces... ¡tan diferente a la de ahora!...en fin, ¡eran otros tiempos!...mejores o peores, según se mire...pero he de confesar que me gustaba más aquella vida tranquila que el vértigo de ahora...

Este paraje que nos muestras es precioso...

Besos.