viernes, 8 de julio de 2011

Frankfurt ciudad de contrastes.

Deutsche Bank
 Arquitectónicamente Frankfurt es desde luego una ciudad de contrastes. Donde edificios antiguos se emparejan con edificios vanguardistas. Al principio te da la impresión de caos, de falta de planificación y ordenación urbana.

 Aún sigo teniendo esa impresión poco armónica de la ciudad. Por otra parte comprensible, si tenemos en cuenta que Frankfurt es la ciudad financiera por excelencia. La de los grandes bancos alemanes y también de grandes bancos de otros lugares. Estas entidades requieren enormes edificios para establecer todos los departamentos y oficinas. Y no disponen de demasiado suelo. Por tanto la solución son edificios elevados.

Palacio Thurn und Taxis e inmediatamente detrás de él en construcción el complejo de edificios, algunos terminados y otros en construcción, que formarán el centro comercial Palais Quartier The Thurn und Taxis.

 Hace muchos años me enseñaron que las llamadas por aquel entonces Economías de aglomeración, favorecen el negocio. Así es que cuanto más juntito esté el entramado financiero de Frankfurt mayores facilidades para los inversores que buscan dinero y para los propios Bancos.


  Y sin embargo, algo de ordenación existe. Porque estos edificios se construyen aislados, rodeados de un poco de césped o de un pequeño jardín. Por lo que los espacios entre ellos son amplios y la ciudad no da sensación de agobio.


 En el centro de Frankfurt muy cerca del antiguo Palacio de la Ópera se encuentra este edificio; La Hauptwache, antiguamente ocupado por la Policía y la cárcel. Hoy es una conocida  cafetería. La hostelería es con frecuencia el nuevo destino de estas construcciones.

La Alte Opernhaus (antigua Ópera) 
 Muy cerca se encuentra la casa natal de Goethe donde el poeta creó el personaje de Werter. Un siglo después a finales del XIX se construyó este edificio de la Ópera. Bajo el tímpano la inscripción DEM WAHREN SCHÖNEN GUTEN (A lo bueno, bello y auténtico).


La estación central de la que ya hablamos en la entrada anterior con un impresionante tráfico de pasajeros diario. En su interior varias tiendas y restaurantes.

 En un sitio como Frankfurt, La Bolsa tiene que ser uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad. La Bolsa de Frankfurt es la segunda Bolsa más importante de Europa. A sus pies dos esculturas simbólicas; el toro y el oso de Reinhard Dachlauer 1985. Representas las alzas y caídas, la euforia y la depresión. A este edificio se le conoce también como "la catedral del capitalismo". Actualmente se ha construído un nuevo edificio para la Börsa. En este sólo se realizan transacciones "à la crièe" es decir por el antiguo método de subasta.
 
Y siguiendo con los contrastes en medio de una zona residencial de construcción reciente, de esas de plano de damero, calles con nombres de músicos, en la Beethoven plazt se encuentra esta casi diminuta Iglesia de la que apenas he podido encontrar datos es  la Christuskirche, iglesia cristiana. Siempre me gustaron las iglesias de reducidas dimensiones, me inspiran mucho más fervor y recogimiento.

No quiero aburriros, el centro histórico de Frankfurt lo dejamos para el siguiente día...

3 comentarios:

diego dijo...

Abúrrenos, por favor. Sobre todo a los que conocemos más países subdesarrollados que desarrolados y nos das la oportunidad de viajar sin mover el ese del sillón.

Mercedes dijo...

Ahora paseas por la sombra. Que bonita la cabecera nueva.

Me han llamado especialmente la atención ese toro y el oso a las puertas de la bolsa.

Magníficas las fotografías. Y preciosa la voz que suena de fondo

Besos

Lourdes dijo...

Si Mercedes es verano, aunque realmente dado el invierno que tenemos en le Norte debería pasear por el sol.

Yo soy maniática necesito cambiar de aspecto de vez en cuando.

Diego, estoy tan vaga...que no sé cuando voy a publicar más paseos.

Bsucos a los dos